Behobia-San Sebastian Carrera 20k (Análisis)

Hemos participado en esta prueba hasta 4 veces consecutivas entre 2013 y 2016, por lo que os podemos dar un muy detallado análisis de todo lo que rodea a la Behobia-San Sebastián. En el mes de Abril se abren inscripciones y normalmente hay que ser rápido para conseguir un dorsal. Para aquellos que aún estéis pensando si merece la pena correr, no os perdáis este post con nuestra humilde opinión!

Perfil técnico de la Behobia-San Sebastián

  • Distancia: 20k
  • Tipo de carrera: Asfalto
  • Precio: Variable, alrededor de 45 euros
  • Inscripción: Hay diferentes tipos de inscripción según si sois corredores habituales (que han participado de 3 a 5 veces), usáis la promoción ADIDAS, etc. La inscripción la tenéis aquí
  • Fecha: Noviembre
  • Ubicación: Inicio en Behobia y finaliza en Donosti (San Sebastián)
  • Web: https://www.behobia-sansebastian.com/index.php

Organización de la Behobia-San Sebastián

La organización de esta carrera es uno de sus puntos fuertes. Tienen una muy buena página web con toda la información necesaria para participar en la carrera, consejos, sitios para dormir, etc. Lo que cambia ligeramente es la organización pre y post carrera. Para llegar a Behobia la forma más sencilla es coger el topo (tren de Donosti) y de allí la organización facilita autobuses hasta la salida. Mi consejo es que de la estación de tren hasta Behobia vayáis andando y aprovechéis para calentar. Además no cojáis el tren muy tarde puesto que irá realmente lleno de gente, es un poco agobiante.

Hay muchos cajones de salida y a veces es un poco complicado encontrar el correcto, así que hay que estar atentos y llegar con bastante tiempo de antelación! Durante la carrera hay muchos avituallamientos tanto de agua, bebida energética, golosinas, frutas, etc. Un año se quedaron cortos de agua debido a un mayor consumo por el calor inusual que hizo esa vez. Entiendo que la organización ha tomado nota y en las posteriores ediciones ya no se ha vuelto a repetir este percance.  

Finalmente la llegada puede ser algo confusa, pues la distancia entre la meta y la carpa con la comida y servicios de masajes es importante. Eso sí, una vez lleguéis a la carpa podréis comer bocadillos, cigarrillos vascos, caldo caliente, etc. Una muy buena manera de terminar!

Donostia la noche anterior a la Behobia

Recorrido de la Behobia San Sebastián – los primeros KM:

Es un recorrido duro, son 20 kilómetros con 3 subidas muy importantes. Guardad bien las fuerzas y no os dejéis llevar demasiado por las emociones. De las 4 veces que he participado, en 2 ha habido fallecidos. No puedo decir que sea por algo en concreto pero no hay que tomarse la carrera a la ligera.

La mayor parte del recorrido transcurre por dentro de los pueblos entre Behobia y San Sebastián y por tramos de las carreteras nacionales. La carrera empieza con una ligera subida, no muy pronunciada pero bastante larga, hasta el kilómetro 3. Con la emoción puede ser que empecéis más fuerte de lo normal y que podáis pinchar, así que cuidado. Un año me dió un latigazo en la espalda por apretar más de la cuenta en los primeros kilómetros y eso condicionó toda mi carrera.

Aprovechad el kilómetro 4 y 5 para rodar rápido y cómodos y prepararos para la primera gran subida a Gaintxurizketa. Justo antes de empezar hay un avituallamiento, por lo que es buena idea hidratarse y prepararse bien para el duro tramo que viene a continuación. Por suerte, después de 2 kilómetros de subida toca bajar en la que es una de las mejores partes de la carrera.

Tras estar bajando desde el kilómetro 7 al 10, llegamos a Errenteria. Recorrer sus barrios y el gran ambiente que encontraréis hará que disfruteis muchísimo! Eso sí, ahora toca otra subida importante en el kilómetro 12 a Capuchinos. No es una subida larga pero en este punto de la carrera es molesta y hay que llegar frescos para no sufrir en exceso. Posteriormente viene un tramo de bajadas y algunas subidas, avituallamientos, y zonas planas. Es recomendable mantener un ritmo alto pero guardar fuerzas.

Recorrido de la Behobia San Sebastián – La fase final:

Y el punto más importante y duro de la carrera, el alto de Miracruz, aparecerá ante nosotros. Cada vez que corro la Behobia tengo un momento de arrepentimiento en este punto. Es la subida más dura de la carrera,  entre el kilómetro 16 y 17. Espero que a estas alturas aún guardéis energía porque es una subida larga, muy pronunciada y que os puede hacer sufrir mucho. Agradeceréis el gran ambiente en este punto y os sentiréis como si una infinidad de amigos os animaran. Psicológicamente es el punto más duro. Seguramente maldeciréis al que os ha llevado a correr la Behobia. Pero tranquilos, se pasa rápido!  

Llega el kilómetro 18, las piernas temblando posiblemente pero lo peor ya ha pasado. Ahora toca una larga bajada donde podréis darlo todo y dirigiros al barrio de Gros. El ambiente es brutal en este tramo. Ahora toca disfrutar, intentar hacer marca si tenéis fuerza y gozar de las largas rectas y la entrada al paseo, puente del Kursal y Alameda del Bulevard. La Behobia es vuestra y el ambientazo que encontraréis en la recta final os dejará sin palabras. Vale la pena correr solo por este último kilómetro!

¿Vale la pena la Behobia?

Ambiente: Dudo que encontréis muchas carreras con tanta gente animando desde el minuto 0 hasta el final. Recorrer los pueblecitos entre Behobia y San Sebastián y ver las calles repletas no tiene nombre. Hay alguna parte del recorrido con menos gente, pero en su mayoría es difícil encontrar un punto sin animación. La Behobia es una prueba dura pero creo que cuando participas en ella gran parte del éxito se debe a la gente. De película.

Relación calidad/precio: La Behobia es cara, no nos engañemos. Sin embargo, teniendo en cuenta la experiencia de tal prueba, su historia, recorrido, ambiente y obsequios, no parece tan excesivamente costosa. Además es una carrera que requiere mucha logística para organizar a tanto corredor y cortar todas las calles.

Obsequios: Camiseta y bolsa del corredor. A nivel de obsequios no destaca respecto a otras carreras parecidas. Eso sí, podéis aprovechar e hincharos a comer al llegar, puesto que hay un gran surtido de comida en la carpa. Pero siempre con cautela y medida!

De pinchos tras acabar la Behobia

En resumen, la Behobia-San Sebastián:

Con que me quedo

  • La experiencia de correr en una competición con tanta historia
  • El recorrido por los pueblos y el gran ambiente que se vive durante la carrera
  • El número de servicios disponibles a la llegada
  • Una página web muy completa donde encontraréis toda la información que necesitáis
  • Disfrutar de la ciudad de Donosti el fin de semana de esta carrera y los pinchos en el casto viejo

Lo qué cambiaría

  • Un precio algo más reducido o más promociones
  • Mejor organización en la salida y mejores señalizaciones al llegar a la meta
  • Prever los avituallamientos en años con temperaturas más elevadas
  • La parte del puerto es un poco aburrida en comparación con el resto de la carrera

Mi consejo final es que disfrutes la Behobia como una experiencia, préparate bien y desafía a tus compañeros. Goza de la ciudad de Donosti y colecciona recuerdos y experiencias que durarán para siempre. Yo ya soy Behobia, ¿lo serás tú?

Si te interesan otras carreras, no dudes en visitar nuestra sección de reviews!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*