Mitja Marató de Vilanova, desde dentro

Comentario

Historias Medias maratones Running por Catalunya

El domingo participé por cuarta vez en la Mitja Marató de Vilanova. Debo reconocer que fui un poco escéptico respecto al nuevo recorrido por el hecho de dar dos vueltas, pero finalmente puedo decir que el recorrido ha sido todo un acierto y he logrado superar mi record personal en medias maratones. Me gustaría compartir como fue toda la carrera. Aquí os relato la experiencia km a km:

Mitja Marató de Vilanova, Kilómetro a Kilómetro

Km1 – La rambla está repleta de Runners, mp3 en marcha y suena “where the streets have no name” de U2. Salimos! Hay algunos tapones al principio ya que las dos carreras (10k y media maratón) salen juntas y no hay demasiado espacio para adelantar. Esta zona me sirve sin embargo de calentamiento y poco a poco, cuando llegamos a la Rambla de la Pau, empiezo a coger ritmo y notar las primeras sensaciones. Por el momento todo va genial. Que guay es tener la Rambla para ti!

 

Km2 – Hace un día espectacular y el paseo nos da espacio suficiente para coger alcanzar un mejor ritmo. La mañana se presenta tranquila, y por allí veo a la liebre de 1h45’. Así que pienso, podemos intentarlo, vamos! Nunca había hecho una media maratón en menos de 105 minutos…

 

Km3 – Un segmento clásico de la Mitja Marató de Vilanova. El tramo hasta el Puerto, pasando por delante de la Daurada es bastante cómodo y vamos en pelotón mientras en dirección opuesta nos cruzamos con los cabeza de carrera. Qué ritmo!

 

Km4– Siguiendo en paralelo al paseo marítimo las piernas ya han cogido fuerza, el ritmo a 4,50 me va bien, así que me sitúo cerca de la liebre. Primer avituallamiento al final del paseo para refrescarnos un poco. La verdad es que no lo necesitaba pero mejor ir hidratándose, por si las moscas. De allí entramos al tramo más rural de la carrera, el camino del Llebetx.

 

Km5– El camino no es demasiado ancho, por lo que es un tramo que aprovecho para descansar un poco y dejarme llevar por el resto de corredores. Al final hay una pequeña subida para volver a la carretera y empezar a coger otra vez el ritmo.

 

Km6– Éste es el segmento más aburrido para mí, pero motivante al ver que puedo seguir a la liebre sin dificultad. Encaramos en dirección a la Ronda Ibérica.

 

Km7– Por la calle Doctor Zamenhof rodamos tranquilos, manteniendo un ritmo para mí alto pero constante. Se notan los entrenos, las series y los ejercicios de fuerza, ¿quién lo diría?! Se hace un poco largo, pero una vez llegamos al parque de la Torre d’enveja la cosa mejora. Otro avituallamiento a la saca.

 

Km8– Mi parte favorita de la Mitja Marató de Vilanova, entramos en el casco antiguo y recorremos la calle Major (mi calle!). Hay público en la mayor parte de las calles y llegamos a la plaça llarga para descender en dirección a la carretera general. Las sensaciones son muy buenas, aguanto el ritmo bien y no me arrepiento de haberme apuntado a la mitja en lugar de la de 10k.

Mitja Marató Vilanova 2017 – Carrer major

Km9– Una parte muy chula también, ya que llegamos al carrer Caputxins y lo subimos hasta la Espiga d’Or. Pasamos el detector del Chip amarillo y volvemos a la Rambla! Por ahora las sensaciones son muy buenas y la carrera pinta cómoda. El tiempo sigue siendo buenísimo, ni frío ni calor.

 

Km10– La Rambla está bastante más llena de gente que ha salido a desayunar, buscar el periódico, etc. Gente animando y las calles con más vida que nunca. Es muy alentador pero ahora toca ir a por la segunda mitad de la carrera! Sigo en el grupo de la liebre de 1h45. Se nota que la Rambla hace bajada.

 

Km11– Volviendo al puerto me viene un momento de dudas sobre el ritmo, empiezo a notarme algo más cansado. Hacía mucho que no corría en una carrera de más de 10k, por lo que empiezo a no estar seguro de si podré aguantar.

 

Km12– El kilómetro serio. Un tramo de introspección, de notar sensaciones y pensar si ese ritmo es el adecuado o mejor aflojar. Por el momento mejor seguir la liebre, pero ante la duda empezaría a rebajar el ritmo.

 

Km13– Sigo notándome un poco cansado y me cuesta algo más mantener el ritmo, pero sigo disfrutando. Estoy a punto de pasar el muro psicológico del km 14-15, así que eso me da fuerzas.

 

Km14– La crisis llega. Es un tramo que se me hace muy largo y me separo algo de la liebre. La mantengo a la vista pero me cuesta más seguirla. Necesito llegar al avituallamiento que se encuentra antes del camino del Llebetx.

 

Km15– Agua bendita. Un poco de agua para refrescar ideas, al cuerpo y renovar energías. Vale, solo quedan 6km, no es nada. A por ellos!

 

Km16– Voy volviendo a recuperar un ritmo más alto, me acerco a la liebre de nuevo y me reúno con el grupo. Es curioso que las piernas vuelvan a recuperar la energía, después del bajón al principio de la segunda vuelta.

 

Km17– La reflexión final. Suele ser mi muro en las medias maratones y donde decido si seguir el ritmo, darlo todo o relajarme. Todo depende de las sensaciones al llegar al último avituallamiento. Por suerte es un km muy recto, que permite mantener un ritmo constante y reflexionar acerca del final de la carrera.

 

Km18– Vale, hemos vuelto a pasar cerca de la Torre d’Enveja, las sensaciones son otra vez buenas. No me hace falta agua, quiero correr, ir más rápido, queda lo mejor de la carrera! Es el momento de adelantar a la liebre y darlo todo!

 

Km19– Adelanto corredores, la gente anima y paso por mis calles favoritas de la ciudad. Ritmo más alto que el que he llevado hasta el momento pero con una gran motivación: batir mi record personal!

 

Km20– La calle Caputxins nunca fue tan larga, tengo en mente llegar antes de 1h44, ahora todo depende de mantener este ritmo. Hago mis cálculos y solo espero que el GPS no falle cuando estime la velocidad. Mucha gente en las calles, muchos ánimos, es mi ciudad, mi carrera y voy a por todas!

Mitja Marató Vilanova 2017 – llegada

Km21 & final– La rambla está llena, qué subidón, el ritmo sigue alto, mis piernas responden y el tiempo no para. No sé exactamente donde está la meta, por lo que acelero aún más para batir ese record. Llegando a la zona del mercado las calles están llenas, ambiente olímpico, es genial! Se ve el súper donut de la meta, lo voy a conseguir! Sigue corriendo, vuela! Record superado! Gracias vilanova!

Comparto con vosotros mi otro record personal en Viladecans

Hoy,

Agujetas, yo os saludo!

Corre con nosotros y comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *